Con la Sierra de Pénjamo como escenario natural, la zona arqueológica de Plazuelas cuenta con uno de los centros ceremoniales mejor preservados de la región. Edificada entre los años 600 y 900 D.C., su belleza arquitectónica permite descubrir el origen del juego de pelota prehispánico, la importancia de los edificios religiosos y la misteriosa talla de símbolos ancestrales en más de mil rocas del lugar.


Martes a domingo de 10:00 a 18:00 hrs.