Vestido Típico

Usted se encuentra en: Inicio / Guanajuato / Vestido Típico
Vestido Típico Galereña

El traje típico de Guanajuato: El de la “Galereña”

Por Mtra. Irma de la Luz Bustos
Como ocurre en distintas regiones de la tierra e inclusive dentro de un mismo país, algunos lugares se jactan de expresiones folclóricas variadas, ya se trate de música, vestuario, alimentos, ceremonias religiosas, bailables, etc. México, nuestra patria, es uno de los pocos países que puede sentirse orgulloso de contar con una rica variedad de etnias; cada una con su propia cultura y en consecuencia, con manifestaciones costumbristas que resultan exóticas para los que observamos una región estudiada, aunque resulte muy natural para quienes habitan en el medio de nuestra atención.

Así, durante muchos años debió haber sido muy natural observar en Guanajuato a los mineros caminando con sus zapatos-botas y haciendo mucho estrépito en las madrugadas, camino a la mina y pisando en las losas de las banquetas golpeando fuertemente con los estoperoles; provistos con casco de pasta color guinda e implementos de trabajo, muy apreciados ahora por los coleccionistas de curiosidades.

Otro aspecto apreciado ahora para los guanajuatenses, pero muy natural en tiempos ancestrales, es la labor de la mujer que, acompañando a su marido y muchas veces a sus hijos mayorcitos, realizaba en las afueras de las minas: quebrar la piedra o mena, cargando el argentífero metal para reducirlo en pequeños trozos fáciles de procesar después.

A esta mujer se le llama “Galereña” porque trabajaba en las galeras. Portaba un vestido formado por varias piezas y era tan tradicional llevarlo puesto, que a lo largo de los años se le ha considerado un vestido típico y el traje representativo de la mujer guanajuatense. La siguiente descripción, se basa en una investigación realizada con la correspondiente minuciosidad de un trabajo científico: consulta de documentos así como de personas ancianas que llegaron a ver a esas mujeres portando el vestuario que nos ocupa.

El Traje típico de la “Galereña” se confeccionaba con una falda de manta en línea A llamada Zagalejo y sobre ésta colocaba otra falda de franela roja, sin bordados pero adornada con triángulos verdes en la cintura y a lo largo de la bastilla. Esta vestimenta era de uso diario “hogareño”, pero cuando la mujer salía a la calle colocaba sobre esas dos faldas una tela popelina blanca adornada con olanes, listones y pasalistones. Finalmente se cubría con una nueva falda de organdí floreado y adornado de atrás. Esta falda llevaba por la parte de atrás una pequeña cola de la misma tela, remembranza de los conocidos vestidos flamencos usados por las españolas.

Me han comentado las personas que convivieron con los mineros en la primera mitad de este siglo, que estas dos últimas prendas eran recogidas hacia arriba y hacia atrás por las galereñas para facilitar su trabajo en las galeras. Debajo portaban unos calzones largos hasta la rodilla adornados con olanes, listones, pasalistones y media calada en las piernas. Los choclos como calzado, completaban el atuendo inferior.

En la parte superior, espalda y pecho eran cubiertos por una blusa blanca de escote cuadrado bordado; la manga era corta, también bordada. Sobre la blusa, la galereña se colocaba un rebozo de bolita y collares de colores vistosos; se cubría el cuello con una pañoleta; se protegía los brazos con cubremangas y se colocaba sombrero de palma, evitando así las quemaduras. Completaba el atuendo con adornos usuales en la mujer como peinetas de colores, listones en las trenzas, moños vistosos, pulseras, arracadas, etc.

La galareña en sus herramientas portaba una batea de madera para recibir en ella trozos de piedra de color gris, la cual para un novato sólo sería una piedra, pero ella con su gran experiencia en el oficio, sabía muy bien era portadora del valioso metal, tan codiciado por su rareza, belleza y elevado valor.

Tan común se hizo ver a estas mujeres, vestidas con su atuendo camino al trabajo, que considero debe ser apreciado por todo guanajuatense el de la “Galereña”.